Definición de Social Media Optimization (SMO)

Hace un par de semanas estuvimos tratando qué era el SEO y la repercusión de los social media en éste como uno de los  factores de relevancia off-page. De esta manera, ha llegado el turno de explicar qué es el SMO (Social Media Optimization):

El SMO, “Optimización en Medios Sociales”, se trata de una nueva estrategia que nació con la web 2.0, que forma parte del SMM (Social Media Marketing). Consiste en la promoción de los sites de una marca a través de los medios sociales gracias al intercambio de enlaces. De esta manera, la relevancia de los sitios web se alzará con los enlaces entrantes y contribuirá a ganar puestos de forma natural en el SERP de los buscadores. El objetivo es ganar tráfico cualificado y conseguir, así, la conversión final que persiga la empresa.

Se debe entender la importancia y variedad de medios sociales que existen para imaginar su implicación en la difusión de los contenidos y las diferentes maneras de hacerlo:

Las principales estrategias de social media en SEO son:

  • Conseguir enlaces entrantes en la web que interese a través de los medios sociales (el enlace debe estar optimizado). En el caso de que se traten noticias, los social news son muy adecuados para ello; los más populares son Menéame y Digg.
  • Crear estrategias meramente sociales con la creación de contenidos de calidad para su única difusión en los social media.

Por supuesto, como estrategia SEO, se tienen que tener en cuenta las palabras claves seleccionadas previamente para crear contenidos y posicionarlos de forma natural en buscadores. Se deberá definir cuál va a ser el objetivo del SMO e integrar ambos planes, el de SMO con el de SEO.

Relación entre SEO, SEM y SMO.

Las tácticas a seguir para el SMO son las siguientes:

  • Facilitar la tarea de difusión a los usuarios: crear botones para compartir los contenidos y aplicar un call to action dará mejores resultados. Los usuarios son los que trabajarán como promotores nuestros, por eso habrá que seleccionar rigurosamente quienes queremos que sean nuestro público objetivo e identificar a los posibles prescriptores.
  • Gestionar perfiles sociales propios de la marca: actualizar los contenidos periódicamente e interactuar con los usuarios se hace imprescindible. Optimizad adecuadamente los perfiles porque condicionarán el tipo de target que participará con la marca y será relevante para el posicionamiento de los perfiles en los mismos buscadores.
  • Integrar los contenidos: difundid los contenidos de vuestro blog o web a través de los medios sociales, pues es ahí donde se encuentran los usuarios. Es una manera fácil de servírselos en bandeja.

Por supuesto, todo esto carecería de sentido si no hiciéramos un seguimiento y analizáramos los resultados cada cierto tiempo para comprobar si se van cumpliendo las metas preestablecidas. Para ello rescato un artículo de este blog sobre monitorización, KPIs y herramientas.

Por último, no os olvidéis de que la audiencia no puede captar que queréis venderles algo sobre todas las cosas. Cuidad mucho el contenido que ofrecéis y compartís, ya que debe ser informativo y no publicitario.

El contenido es el rey para vender

Cambio radical de chip. El estilo de redacción de contenidos para cualquier tipo de comunicación tradicional no se ajusta a los parámetros que hay que tener en cuenta para redactar en una plataforma online. Tampoco es lo mismo redactar para informar, que redactar para encaminar a que un internauta compre un producto o servicio de tu marca. Para los que estamos acostumbrados a escribir, supone un esfuerzo este cambio de mentalidad, pues, por ejemplo, la repetición de palabras claves, que es primordial para la redacción online, hay que evitarla en los tipos de comunicación tradicionales porque nos han enseñado que tenemos que usar sinónimos. El mensaje va a ser el mismo, pero su planteamiento no.

Por otro lado, no hay que olvidar la premisa de que para vender en online hay que informar, no transmitir directamente en un contenido que el objetivo de éste es que compren algo (inbound marketing). Ya hemos visto la gran variedad de medios sociales que existen y que poseen características distintas entre sí, por eso mismo debemos adaptar el mensaje en cada uno de ellos. Como es de suponer, las posibilidades para componer un post en Facebook, no son las mismas que para un tweet en Twitter; uno no es mejor que el otro, pero cada uno tiene sus peculiaridades y limitaciones y hay que aprovechar al máximo sus posibilidades.

Hace poco preparé una ponencia sobre redes sociales aplicadas al turismo y uno de los aspectos que traté fue qué tipo de lenguaje y de contenidos deberían usar en las comunicaciones; dado que es el tema de este post, ¿por qué no profundizar en éste basándome en las pautas que destaqué? Va a consistir en un breve resumen que, sin duda, os servirá a los que estéis más perdidos:

En cuanto al tipo de lenguaje a utilizar, mis consejos son los siguientes:

  • Dirigidse en segunda persona, ya sea del singular o del plural, y cread conversación con los usuarios. No escribáis de manera impersonal, quienes están detrás de la pantalla son personas que quieren ser tratadas como tales y se animarán a participar con vosotros si les incitamos a ello. Simplifícadles esta reacción y crearéis feedback.
  • Sed cercanos. Está claro que no es una marca quien teclea cada contenido, sino personas que trabajan para ésta, ¿por qué no “personificar” la marca? Es decir, poneos nombre (o no) y que se aprecie que no sois robots, sino personas interactuando.
  • Claridad. Pensad que internet está plagado de todo tipo de información y que disponéis de pocos segundos para llamar la atención. ¿Cómo se consigue eso? Siendo claros en vuestro mensajes y no dando rodeos. Pero cuidado con los que pretendáis vender, pues los usuarios no reaccionan bien ante lo que creen que es spam y os podéis lacrar con una mala reputación. En este caso, es mejor comunicar que vender. Cread interés con vuestros mensajes y jugad con la picaresca para lograr nuevos evangelizadores de vuestra marca que inciten a otros a comprar.
  • Si los internautas no os conocen y/u os buscan directamente, tenéis que ser concisos con lo que transmitáis. No vais a ser especiales para ellos, sino una marca más en el mercado y que habéis aparecido por casualidad. Si les dejáis claro vuestro mensaje no les haréis perder el tiempo leyendo información que no les pueda interesar y vosotros no perderéis el tiempo elaborando contenidos para un público que no os interesa.
  • Atended al posicionamiento natural u orgánico, también llamado SEO. Fundamentalmente considerad:
    • Las palabras claves que queréis detacar en vuestro contenido e incidid en ellas repitiéndolas y combinándolas. Antes, haced un análisis sobre el uso que se están haciendo de ellas en la red y la dificultad que os supondría aparecer en los primeros puestos del ranking de los buscadores para estas mismas. Para este post yo he seleccionado “mensaje”, “contenido”, “información”, etc.
    • Enlaces internos. Promocionad vuestros contenidos entre vuestras propias plataformas sociales. De esta forma, no sólo conseguiréis crearos una reputación y transmitir que entendéis sobre vuestro sector, sino que os estaréis autoayudando para ir subiendo de puestos en los buscadores. Si os habéis fijado, yo lo he hecho en este post con otro artículo que creé sobre medios sociales.
    • Enlaces externos. Intercambiad links con terceros; es decir, añadid a vuestros contenidos información de otros que os puedan servir de complemento a través de enlaces, como yo hago en cada entrada del blog. De esta manera, podréis crear una relación con ese profesional de vuestro sector, que él también incluya links de vuestros artículos en sus plataformas y subid de puestos en los buscadores. No tengáis miedo a interactuar con la “competencia”, en ocasiones os puede beneficiar; el caso es estudiar cómo.
  •   La finalidad de toda comunicación es vender de una forma u otra. Seguid estos consejos en cuanto a marketing de contenidos:

Referente al contenido que creemos, seguid estas pautas:

  • Planead los contenidos con anterioridad. No consiste en ir improvisando según nos vayamos acordando de cosas o nos vaya surgiendo. Si bien es cierto que no podemos controlarlo todo y que debemos ir trabajando según las necesidades, hay contenidos fácilmente planificables y que nos aseguraran una linealidad comunicativa en el tiempo que harán dar un significado al mensaje de nuestra marca.
  • Segmentad los mensajes. Definir adecuadamente qué queréis comunicar y a quién, pues cada vez el usuario es más exigente y no quiere recibir o encontrarse con información que no ha pedido y que no le interesa; os castigarán por ello.
  • En cada texto destacad las ideas principales. Utilizad la negrita, distintos colores, un pequeño aumento de tamaño, otra tipografía no muy diferente, para que el usuario en un sólo golpe de vista detecte de qué va y si le interesa o no seguir leyendo. Pensad que es inútil intentar retener a un usuario leyendo algo que no le interesa y que es mejor que abandone nuestra página dándose cuenta pronto, que quedarse unos minutos y que luego se quede con una mala impresión. Nunca se sabe cuando puede volver a visitarnos y si esa vez sí le podemos ofrecer contenido de interés para él y lograr nuestro objetivo, no viéndose empañado por una mala impresión anterior.
  • Usad etiquetas (tags) siempre que sea posible. Facilitáreis a los usuarios el encuentro de información interesante para ellos con el buscador interno evitando que lo encuentren en otros sitios web. Para los buscadores externos también son importantes.
  • Clasificad el contenido por categorías. Por ejemplo, en el caso de blogs, supondrá un ahorro de tiempo para el internauta, puesto que si se encuentra leyendo un contenido sobre un tema que habéis creado y quiere complementarlo o buscar otra información distinta a ésta pero del mismo tema, puede encontrarlo clicando en la categoría adecuada. Otro caso: en Twitter basta con los hashtags.
  • Utilizad imágenes y vídeos. Está comprobado que los mensajes que los contienen tienen mejor acogida que los que no. En ocasiones, los usuarios prefieren ver, que leer y es una buena forma de captar la atención y distinguirse.
  • Haced uso de contenidos de terceros para crear comunidad. Como se ha comentado antes, puede complementar y crear conversaciones, seguimiento, apoyo y oportunidades de negocios entre colegas.
  • Cuidado con los aspectos legales del marketing digital. Aquí no todo vale y cada vez va a estar más regulado y penalizado. Si utilizáis imágenes, vídeos, texto o presentaciones de terceros, mencionad la fuente, no os podéis apropiar o hacer parecer que algo es creación propia cuando no lo es.

Por último, no os obsesionéis con la viralidad de los contenidos, si hacéis un buen trabajo, la difusión funcionará sola entre usuarios, que es la que realmente importa. Trabajad para vuestro target.

7 tácticas para captar leads usando Twitter

A nivel general, todas las personas que se conecten regularmente a internet y/o que dispongan de un teléfono inteligente saben en qué consiste Twitter, y la mayoría de ellas disponen de una cuenta en la que transmitir sus pensamientos, impresiones, ideales, quejas, recomendaciones u opiniones sobre algún tema. Bien es cierto, que también la mayoría de ellos desconocen cómo usar este medio social como una herramienta útil para una marca.

Twitter para captar leads

Las empresas están cada vez más volcadas en exprimir Twitter para aprovechar al máximo sus posibilidades y la poca inversión necesaria para trabajar en ella; apenas el tiempo del community manager. Entre otras áreas, se puede trabajar el branding, generar tráfico y captar leads, que es en este último en lo que nos vamos a centrar en este artículo.

No todos estáis tan al día de marketing digital, así que empezaré explicando qué es unlead:

Un lead es un posible comprador de un producto o servicio, pues ha rellenado un formulario, suscripción u otra vía con la que se han obtenido sus datos y que demuestra que está interesado en lo que como empresa le podéis ofrecer. Además, hay que tener en cuenta que, bajo su consentimiento, podréis enviarle ofertas o promociones a través de, por ejemplo, emailings e incentivar su compra.

Podréis pensar que conseguir leads con 140 caracteres es muy difícil, pero os confesaré que no es imposible y que, incluso, es muy posible. He recabado información de cómo hacerlo en el blog de HubSpot y de Mía Yarza, y, junto con ideas propias,  las técnicas  más populares para captar leads son las siguientes 7:

  1. Aprovechad la oportunidad que os brinda Twitter para poder publicar en vuestro perfil de empresa un link. No copiéis la dirección de vuestra página web, sino cread una landing page especial para vuestro público objetivo en este social media, con la finalidad de generar leads. Asesoraos bien de cómo crear una con éxito para no echarles y retenerles con el contenido. Por supuesto, definid brevemente en la caja de descripción a qué se dedica la empresa y vuestro valor diferencial para captar la atención.
  2. Twittead con links que lleven a landing pages con ofertas o promociones. Es una forma de obtener datos e incluso de vender. Si los usuarios ven claramente que les queréis vender, harán caso omiso.
  3. Ofreced desinteresadamente ebooks, whitepapers, tutoriales o lo que buenamente podáis y llevadles a vuestro terreno. Los internautas obtendrán algo que les resulta de interés gratuitamente y vosotros, a cambio, tendréis datos para usar en futuras acciones.
  4. Existen infinidad de herramientas para monitorizar vuestra identidad corporativa en Twitter. Utilizad TwitterSearch para investigar cuáles son las expresiones más usadas en torno a vuestro sector empresarial y detectad a posibles compradores eventuales. Tras esto, contactad con ellos y cread conversaciones, de manera que podáis responder sutilmente a sus respuestas con soluciones que vuestra empresa les pueda otorgar.
  5. Participad es los chats de Twitter. Sí, existen. Son creados alrededor de temas específicos de gran interés y que duran como una semana. Cada tweet debe contener el hashtag inventado para ese tema para poderlo situar. Vuestro deber es aportar un valor adicional a la problemática discutida y llevarles a vuestro campo.
  6. Cread un blog corporativo. Estaréis hartos de leerlo por todas partes, pero no encontráis tiempo o personas receptivas de sentirse capaz de crear artículos de interés periódicamente. Es una equivocación, es totalmente imprescindible. Al tener uno, podréis compartir vuestros posts en Twitter y generar más adeptos, o simplemente curiosos, a vuestra empresa. En cada post debe haber una llamada a la acción, por lo que incentivaréis a que interactúen con vosotros y, de esta manera, crearles un interés y que os tengan en mente.
  7. Cread listas públicas de temas muy concretos. Haced que los twitteros encuentren el tipo de información que buscan gracias a otros twitteros que vosotros habéis agrupado en una lista. Por supuesto, vosotros mismos debéis dar respuesta a esos temas regularmente a través de tweets. Incluso en el nombre de la lista podríais elaborar un hashtag para centrar mejor las diferentes conversaciones y que sepan que ese tweet iba orientado a la temática de esa lista. Es una forma de crear fidelización de marca y de ganártelos para que estén en continuo contacto con la empresa y que le puedas ofrecer temas paralelos para captarles como leads.

Como veis, sólo es cuestión de echarle imaginación y de investigar a fondo las diferentes posibilidades que cada plataforma y herramienta os ofrece. La clave es dedicación y tiempo. A continuación os dejo un video-tutorial con algunas otras tácticas que se podrían utilizar para el mismo objetivo; siento que sea en inglés, pero no he encontrado nada decente en español.

¿Se os ocurre alguna táctica más que añadir?

El blog: definición, tipos y ventajas

Es mucho lo que se puede hablar acerca de los blogs, y doy por hecho que es un tema que despierta bastante interés, pero debemos centrarnos en lo fundamental y profundizar poco a poco con el paso del tiempo. En esta ocasión, se va a dar respuesta a qué es un blog, cuántos tipos existen y por qué se debe crear uno.

Empecemos con definir qué es un blog:

Un blog, también llamado bitácoras o weblog, es un sitio web donde uno o varios autores (bloggers) publican regularmente artículos (llámense entradas o posts) de temas muy variopintos que son ordenados cronológicamente, de más actual a menos. Debajo de cada entrada se ofrece un espacio donde los lectores pueden dejar sus comentarios y varios botones para compartir el contenido en los social media.

Ésta es una definición general de lo que consiste, pero podría ser completada comentando que normalmente disponen de una columna vertical en la que se reflejan los últimos posts, las categorías en los que se clasifican las entradas, un blogroll con los blogs a los que se siguen y los últimos comentarios en los medios sociales del autor/empresa, entre otras posibilidades. Además, cada post puede contener etiquetas que serán fundamentales para clasificarlo y aparecer en las búsquedas de los buscadores internos (los del mismo blog) o externos (Google, Yahoo, Bing) más fácilmente.  Un buen contenido será fundamental para aparecer en los primeros puestos de los motores de búsqueda a través del posicionamiento natural. Profundicemos con un breve vídeo:

Las plataformas más habituales donde crear blogs son WordPress, Blogger (de Google) y Blogspot. Quizás, WordPress presenta más prestaciones y una mayor capacidad de personalización de la apariencia, por eso es el más elegido por los blogueros.

A grosso modo, los tipos de blogs existentes son los 3 siguientes:

  • Blogs corporativos:

Como supondréis, se refieren a los bitácoras que son creados por las empresas y generalmente integrados en la página web corporativa. Es una buena forma de mantener al día a los clientes/usuarios de la empresa ofreciéndoles las últimas novedades de la gama de productos/servicios y temas interesantes que estén relacionados con el sector empresarial. De esta manera, se cubrirá la posible falta de actualización de la web y se obtendrá una empatía por parte de los lectores. Además, se podría generar tráfico a la web a través de estos.

Ejemplo: El blog de Iberdrola.

Blog Iberdrola - Rafaelopez Fdez

  • Blogs personales:

Son aquellos que son creados por una persona que desea compartir sus experiencias, pensamientos, conocimientos, etc. Muchos de ellos comienzan siendo esto y terminan convirtiéndose en temáticos o profesionales (el siguiente tipo de blog). Como dato interesante, la mayoría de los blogs españoles son personales.

Ejemplo: El blog de Mercedes Milá, “Lo que me sale del bolo”, que en este caso está en el hosting de Telecinco.es.

Blog Lo que me sale del bolo, Mercedes Milá - Rafaelopez Fdez

  • Blogs temáticos y profesionales:

Engloban los que se basan en temas muy específicos, ya pudieran ser fútbol, moda, marketing, recetas o economía. La ventaja de estos es que a la larga obtienen un público muy fiel porque los lectores de estos tipos de blogs son muy específicos. También son perfectos para potenciar la marca personal, que es lo que yo pretendo con este bitácoras.

Ejemplo: El blog de Dolores Vela, “Social Media Strategies”, que está centrado en social media.

Blog Social Media Strategies, Dolores Vela - Rafaelopez Fdez

Debido a los miles de blogs que existen actualmente, nos encontramos inmersos en una blogosfera en la que cada internauta puede decantarse por aquéllos que más se adecuen a sus necesidades. La creación de tantos blogs no es mera casualidad, sino que son muchas las ventajas que engloban:

  1. Cariz más personal que una web y un vínculo más cercano entre bloguer y lector.
  2. Gran retroalimentación con los usuarios y su consecuente favorecimiento al diálogo con el público.
  3. Sencillez de gestión.
  4. Afinidad en los buscadores, debido a la segmentación de los contenidos.
  5. Contenido multiplataforma.
  6. Viralidad entre bloggers y facilidad de sindicalización en otros portales y social media.
  7. Bajo costo.
  8. Enorme capacidad para obtener una buena reputación personal o empresarial.

Tras este breve repaso por el mundo de los blogs, deberíais empezar a plantearos abrir un blog, tanto si se trata para vosotros o para una empresa. Es un gran escaparate audiovisual donde podéis hablar cuanto queráis, de lo que queráis y con una gran capacidad de respuesta por parte del usuario. Para empezar, tan sólo tenéis que crear contenidos atractivos y que conecten con la audiencia. Cuando tengáis la idea y a quién os queréis dirigir, habrá que empezar a investigar cuáles son los siguientes pasos, pues hay que tener en cuenta muchos factores, incluso para poner el título.

Despacito y con buena letra.

Diferencias entre medio social y red social

Habitualmente tendemos a referirnos a los medios sociales como redes sociales, pero no se tratan de lo mismo. Digamos que unos son las herramientas y los otros lo que se crea al utilizarla.

El social media o medio social es la plataforma, aplicación o medio de comunicación online que se utiliza por muchos usuarios para crear una interacción online; ya sea para crear contenidos, compartirlos, entablar conversaciones, etc. Los más famosos social media en España son Facebook, Twitter, Linkedin, Tuenti, Google+, Pinterest, Instagram, Flickr, YouTube, SlideShare y WordPress, entre otros.

Una red social o social network no es más que el acto que se establece cuando 2 ó más usuarios interactúan a través de un social media. Estos internautas entran en relación porque tienen intereses, pensamientos o gustos comunes, o simplemente se conocen físicamente y quieren mantener el contacto. Así, es la retroalimentación entre dos usuarios, ya sean en nombre personal o en representación de una empresa, marca o evento, lo que hace posible que exista una red comunicativa entre internautas a través de los medios sociales.

Social media - Social network

Sin duda, los social media son el ejemplo más claro de en qué consiste la web 2.o, ya tratada en un anterior post. El feedback es imprescindible para hablar de socialización, dado que uno no puede mantener una conversación sin que nadie le responda; así es en el mundo físico y, por supuesto, en el online.

A través de los medios sociales se pueden compartir textos, imágenes, vídeos, audios, chatear o mantener videoconferencias. Este entorno multimedia ha revolucionado tanto a la sociedad que los hábitos de comunicación entre personas y de consumo de medios de comunicación han cambiado en los últimos 5 años. Términos como “segunda pantalla”, “e-commerce” “mobile marketing” están apareciendo en nuestras vidas y cada vez son más utilizados, pues la relación entre el mundo físico y virtual es cada vez más estrecha y las personas, marcas o movimientos sociales deben adaptarse a este entorno para sobrevivir en la era digital como bien refleja el siguiente vídeo humorístico:

Seguramente seguiréis llamando red social a Facebook o a Twitter inconscientemente, pero, al menos, tras la explicación lo haréis conscientemente. A partir de aquí, lo que hay que pretender es utilizar los social media de la manera más adecuada para sacar el máximo rendimiento posible a estas herramientas. Por último, finalizo recordandoos que lo que puede ser mejor para una empresa, no tiene porque serlo para otra; pero ya se irá tratando este tema en posteriores entradas.