El contenido es el rey para vender

Cambio radical de chip. El estilo de redacción de contenidos para cualquier tipo de comunicación tradicional no se ajusta a los parámetros que hay que tener en cuenta para redactar en una plataforma online. Tampoco es lo mismo redactar para informar, que redactar para encaminar a que un internauta compre un producto o servicio de tu marca. Para los que estamos acostumbrados a escribir, supone un esfuerzo este cambio de mentalidad, pues, por ejemplo, la repetición de palabras claves, que es primordial para la redacción online, hay que evitarla en los tipos de comunicación tradicionales porque nos han enseñado que tenemos que usar sinónimos. El mensaje va a ser el mismo, pero su planteamiento no.

Por otro lado, no hay que olvidar la premisa de que para vender en online hay que informar, no transmitir directamente en un contenido que el objetivo de éste es que compren algo (inbound marketing). Ya hemos visto la gran variedad de medios sociales que existen y que poseen características distintas entre sí, por eso mismo debemos adaptar el mensaje en cada uno de ellos. Como es de suponer, las posibilidades para componer un post en Facebook, no son las mismas que para un tweet en Twitter; uno no es mejor que el otro, pero cada uno tiene sus peculiaridades y limitaciones y hay que aprovechar al máximo sus posibilidades.

Hace poco preparé una ponencia sobre redes sociales aplicadas al turismo y uno de los aspectos que traté fue qué tipo de lenguaje y de contenidos deberían usar en las comunicaciones; dado que es el tema de este post, ¿por qué no profundizar en éste basándome en las pautas que destaqué? Va a consistir en un breve resumen que, sin duda, os servirá a los que estéis más perdidos:

En cuanto al tipo de lenguaje a utilizar, mis consejos son los siguientes:

  • Dirigidse en segunda persona, ya sea del singular o del plural, y cread conversación con los usuarios. No escribáis de manera impersonal, quienes están detrás de la pantalla son personas que quieren ser tratadas como tales y se animarán a participar con vosotros si les incitamos a ello. Simplifícadles esta reacción y crearéis feedback.
  • Sed cercanos. Está claro que no es una marca quien teclea cada contenido, sino personas que trabajan para ésta, ¿por qué no “personificar” la marca? Es decir, poneos nombre (o no) y que se aprecie que no sois robots, sino personas interactuando.
  • Claridad. Pensad que internet está plagado de todo tipo de información y que disponéis de pocos segundos para llamar la atención. ¿Cómo se consigue eso? Siendo claros en vuestro mensajes y no dando rodeos. Pero cuidado con los que pretendáis vender, pues los usuarios no reaccionan bien ante lo que creen que es spam y os podéis lacrar con una mala reputación. En este caso, es mejor comunicar que vender. Cread interés con vuestros mensajes y jugad con la picaresca para lograr nuevos evangelizadores de vuestra marca que inciten a otros a comprar.
  • Si los internautas no os conocen y/u os buscan directamente, tenéis que ser concisos con lo que transmitáis. No vais a ser especiales para ellos, sino una marca más en el mercado y que habéis aparecido por casualidad. Si les dejáis claro vuestro mensaje no les haréis perder el tiempo leyendo información que no les pueda interesar y vosotros no perderéis el tiempo elaborando contenidos para un público que no os interesa.
  • Atended al posicionamiento natural u orgánico, también llamado SEO. Fundamentalmente considerad:
    • Las palabras claves que queréis detacar en vuestro contenido e incidid en ellas repitiéndolas y combinándolas. Antes, haced un análisis sobre el uso que se están haciendo de ellas en la red y la dificultad que os supondría aparecer en los primeros puestos del ranking de los buscadores para estas mismas. Para este post yo he seleccionado “mensaje”, “contenido”, “información”, etc.
    • Enlaces internos. Promocionad vuestros contenidos entre vuestras propias plataformas sociales. De esta forma, no sólo conseguiréis crearos una reputación y transmitir que entendéis sobre vuestro sector, sino que os estaréis autoayudando para ir subiendo de puestos en los buscadores. Si os habéis fijado, yo lo he hecho en este post con otro artículo que creé sobre medios sociales.
    • Enlaces externos. Intercambiad links con terceros; es decir, añadid a vuestros contenidos información de otros que os puedan servir de complemento a través de enlaces, como yo hago en cada entrada del blog. De esta manera, podréis crear una relación con ese profesional de vuestro sector, que él también incluya links de vuestros artículos en sus plataformas y subid de puestos en los buscadores. No tengáis miedo a interactuar con la “competencia”, en ocasiones os puede beneficiar; el caso es estudiar cómo.
  •   La finalidad de toda comunicación es vender de una forma u otra. Seguid estos consejos en cuanto a marketing de contenidos:

Referente al contenido que creemos, seguid estas pautas:

  • Planead los contenidos con anterioridad. No consiste en ir improvisando según nos vayamos acordando de cosas o nos vaya surgiendo. Si bien es cierto que no podemos controlarlo todo y que debemos ir trabajando según las necesidades, hay contenidos fácilmente planificables y que nos aseguraran una linealidad comunicativa en el tiempo que harán dar un significado al mensaje de nuestra marca.
  • Segmentad los mensajes. Definir adecuadamente qué queréis comunicar y a quién, pues cada vez el usuario es más exigente y no quiere recibir o encontrarse con información que no ha pedido y que no le interesa; os castigarán por ello.
  • En cada texto destacad las ideas principales. Utilizad la negrita, distintos colores, un pequeño aumento de tamaño, otra tipografía no muy diferente, para que el usuario en un sólo golpe de vista detecte de qué va y si le interesa o no seguir leyendo. Pensad que es inútil intentar retener a un usuario leyendo algo que no le interesa y que es mejor que abandone nuestra página dándose cuenta pronto, que quedarse unos minutos y que luego se quede con una mala impresión. Nunca se sabe cuando puede volver a visitarnos y si esa vez sí le podemos ofrecer contenido de interés para él y lograr nuestro objetivo, no viéndose empañado por una mala impresión anterior.
  • Usad etiquetas (tags) siempre que sea posible. Facilitáreis a los usuarios el encuentro de información interesante para ellos con el buscador interno evitando que lo encuentren en otros sitios web. Para los buscadores externos también son importantes.
  • Clasificad el contenido por categorías. Por ejemplo, en el caso de blogs, supondrá un ahorro de tiempo para el internauta, puesto que si se encuentra leyendo un contenido sobre un tema que habéis creado y quiere complementarlo o buscar otra información distinta a ésta pero del mismo tema, puede encontrarlo clicando en la categoría adecuada. Otro caso: en Twitter basta con los hashtags.
  • Utilizad imágenes y vídeos. Está comprobado que los mensajes que los contienen tienen mejor acogida que los que no. En ocasiones, los usuarios prefieren ver, que leer y es una buena forma de captar la atención y distinguirse.
  • Haced uso de contenidos de terceros para crear comunidad. Como se ha comentado antes, puede complementar y crear conversaciones, seguimiento, apoyo y oportunidades de negocios entre colegas.
  • Cuidado con los aspectos legales del marketing digital. Aquí no todo vale y cada vez va a estar más regulado y penalizado. Si utilizáis imágenes, vídeos, texto o presentaciones de terceros, mencionad la fuente, no os podéis apropiar o hacer parecer que algo es creación propia cuando no lo es.

Por último, no os obsesionéis con la viralidad de los contenidos, si hacéis un buen trabajo, la difusión funcionará sola entre usuarios, que es la que realmente importa. Trabajad para vuestro target.

Anuncios

Community Management: definición

En esta era digital, no es suficiente estar sólo presente en el mundo offline, pues lo que era considerado adecuado hasta hace poco para presentar una empresa, marca, producto o servicio, actualmente se presume incompleto. Así, hoy en día es imprescindible apostar por el entorno 2.0 para que los posibles compradores y prescriptores os tomen en cuenta, independientemente del tamaño de vuestra empresa.

Existen excepciones donde se puede considerar que no es necesario tener una imagen online, pero todo es discutible. En la totalidad de los casos podría ser muy recomendable dar a conocer en internet cuál es tu empresa y a qué se dedica, aunque sólo sea para autopublicidad.

Community ManagerAsí, surge la figura del community manager, la persona que se encarga del community management. Es reiterativo y nada aclaratorio, por lo que el community managament se podría definir como las funciones de la persona que se encarga de gestionar, analizar, monitorizar y optimizar toda la presencia online de una empresa, marca, producto o servicio y de definir unas estrategias que estén acordes con los objetivos del llamado marketing y comunicación tradicional (u offline).

Entre las funciones del community manager, se podrían destacar la administración de las redes sociales, la medición del posicionamiento SEO y SEM, la actualización de blogs y páginas webs corporativas, la redacción de todo tipo de comunicado interno de la empresa, etc. Además, debe tener conocimientos del marketing tradicional y de comunicación interna y externa offline. En definitiva, ser la cara digital de la empresa y gestionarlo correctamente para dejarla en buen lugar; por lo que deberá seguir un buen código de responsabilidad social corporativa.

A muy grosso modo, ésta es la explicación de lo que es el community management. No obstante, más adelante hablaremos más extensamente sobre ello para que os podáis hacer una idea más concreta de la profesión de community manager y sus funciones. Para ello, estad pendientes de este blog suscribiéndoos a él y compartid la información si la habéis encontrado interesante para que colegas puedan beneficiarse también de ella.

Por último, os dejo un artículo por si tenéis curiosidad de cómo será el community manager del futuro.